Discos Duros para Portatil

Esta es mi parte favorita, los discos duros para portátil representan la mayoría de la importancia entre las piezas de un portátil, bueno… no hace falta decir que sin disco duro el portátil no funciona, pero lo que si hay que reseñar es que podemos elegir entre capacidad y velocidad.

Hay varios tipos de discos, SATA 1,2,3, SSD y NVMe, estos últimos calificados como los más rápidos hasta el momento, pero también está el tema de las capacidades, si buscamos algo económica y rápido posiblemente tengamos que prescindir de la velocidad, veamos unos cuantos artículos y así sabremos cual elegir para cada portátil.

Que discos duros para portátil elegir

Primero veamos cuales son las velocidades medias de cada tipo de disco duro

  • SATA I también conocida como SATA 1.5 Gb/s, soporta velocidades de hasta 150MB/s.
  • SATA II Actualización de SATA I conocida como SATA 3Gb/s y soporta hasta 300 MB/s.
  • SATA III Última versión de SATA conocida como SATA 6Gb/s y que soporta hasta 600MB/s.
  • SSD:  Con una velocidad de 550MB/s – 600MB/s obtienen latencias de 0,02 ms haciéndolos más rápidos que los discos SATA.
  • NVMe (Non Volatile Memory Express): Velocidades de 2500MB/s hacen de estos los más rapidos del mercado, son más del doble de rápidos que un ssd convencional y muchísimo más rápido que los típicos SATA.

Ahora que ya sabes cuáles son sus velocidades te recomendaré algunas marcas, existen varias marcas principales en el mercado como por ejemplo Samsung, Toshiba, Western digital, crucial, kingston, lo cierto es que según la marca y modelo puedes obtener diferentes tramos de velocidad.

Lo ideal es que compares velocidades según la marca que quieras comprar ya que sí que existen velocidades, si ahora mismo tienes un disco mecánico lo ideal es que pases a un SSD o NVMe, si es cierto que son un poco más caros pero en pruebas rezadas con diferentes modelos de discos, un Windows arranca con un disco mecánico en unos 15-18 segundos, mientras que con un SSD arranca entre 4 y 8 segundos.

Esto hace que el acceso a los datos sea mucho más rápido y así puedas abrir tus programas, juegos etc mucho más rápido que con los discos convencionales.

Por si esto fuera poco, los discos de estado sólido como ssd y nvme despiden mucho menos calor y consumen menos energía por lo que a tu portátil le vendrá de perlas.

Convierte tu viejo portátil de 8 años en uno completamente nuevo cambiando a discos SSD y NVMe.